Alpadia Language Schools

Quiénes somos

Habla con nosotros

Zona para agentes

Este sitio web utiliza cookies. Si continúas navegando por este sitio web, estarás aceptando el uso de nuestras cookies y nuestra política de privacidad. Más información sobre cookies aquí

Opiniones de estudiantes Alpadia

Aquí he conocido a gente maravillosa, profesores excelentes y nuevas amistades que espero conservar como amigos durante largo tiempo. He hecho muchos viajes para estudiar idiomas, pero nunca había tenido una experiencia tan extraordinaria como la que tengo aquí.

Elegí venir a Montreux no por el placer de mejorar mi francés, sino porque lo necesitaba para mi trabajo. A consecuencia de varias malas experiencias, no me gustaba el idioma. Lo odiaba. 

Pero, poco a poco, al estar aquí, ese desprecio lo fui sustituyendo por el placer de aprender y mejorar, y ahora tengo el francés en mi corazón.

Cuando llegué, no podía imaginar que aprobaría un examen dos niveles por encima del mío. Y tampoco me imaginaba que me quedaría un mes más para realizar unas prácticas laborales en la escuela.

 

Cuando llegué a Alpadia Montreux hace 10 semanas, tenía muchas dificultades para expresarme, pero tras la estancia he mejorado considerablemente mi nivel.

 

Hemos trabajado cada día en expresión y comprensión oral y escrita. El ritmo estaba adaptado y las clases han sido interesantes y variadas. Los profes son muy profesionales, dinámicos y superamables. Tanto ellos como el resto del personal estaban siempre pendientes y me ayudaron con el francés, las actividades extraescolares y las dudas sobre Montreux.

 

Había también otros estudiantes, unos 7-9 por clase, que venían de Suiza y de otros países, y con quienes podía hablar durante los descansos y después de las clases.

 

En general, estoy muy satisfecho con mi estancia lingüística y quiero dar las gracias a Alpadia por todo, en especial a Nina y Alice.

Mire en internet para encontrar la mejor escuela de francés en Suiza. Tuve la suerte de dar con Alpadia Montreux. Me alojé allí durante 3 semanas y todo fue sobre ruedas. Viví con una familia anfitriona, lo que me gustó. En la escuela, el personal era muy amable y el profesorado era muy profesional y dominaba perfectamente su labor. Con Hugues, mi profesor de clases particulares, tuve la ocasión de dialogar sobre los temas que yo iba eligiendo.

 

También me encantaron las actividades con Nina, que fueron una ocasión excelente para practicar mi francés. Además de eso, Nina nos iba contando cosas sobre la cultura suiza. Las actividades eran muy variadas: deportes, cocina, veladas culturales y de ocio. La vida en Suiza es muy interesante. La gente es muy maja, el tiempo es agradable y la comida (¡adoro el queso!) está buenísima. También me gustaron mucho la multiculturalidad y los paisajes. Fue una experiencia que nunca olvidaré.

¡Hola! Ésta es la segunda vez que vengo a Suiza. La primera vez, vine para aprender alemán en Berna, esta vez me di cuenta de que me gustaría aprender francés también. El idioma francés se habla en todos los continentes, tiene muchos hablantes. También es un idioma muy hermoso y melodioso. Cuando llegué a Montreux, el clima no era el mejor, el día estaba gris, pero dos días después todo cambió. La región de Montreux es maravillosa. Conocí muchas personas, me divertí bastante con las actividades que hacíamos en la escuela. Cocinamos juntos, fuimos de paseo a la playa, participamos en el Montreux Jazz festival. La experiencia que viví en Montreux estará siempre grabada en mi memoria, tengo muy buenos recuerdos de todo lo que viví. Los profesores y el personal de la escuela son magníficos. No solamente aprendí francés, también hice amigos que conservaré por el resto de mi vida, son una verdadera familia ¡Muchas gracias por haberme brindado esta oportunidad!

- Brasil

¡Mi estancia en Alpadia fue fantástica! El curso fue perfecto y los profesores motivadores y profesionales. Especialmente, la preparación del curso DELF que tomé me fue muy útil. A través de prácticas participativas sobre las diferentes secciones del examen DELF y el aprendizaje de estrategias para llevarlo a cabo, me preparé eficazmente para mi examen final. Vivir en un apartamento estudiantil me dio la independencia que estaba buscando y disfruté muy buenos momentos con mis compañeros de piso de otros países. 

- Holanda

Hacía varios años que había dejado de estudiar francés, pero al cabo de una semana, logré recuperarlo. El director de estudios fue muy flexible y me permitió cambiar de clases. Mi profesora fue excelente, además era muy paciente y dispuesta a ayudar. Me gustaron especialmente los documentos con toda la información sobre la región que me entregaron al llegar.

- Canadá

Estudiar en Montreux fue una experiencia maravillosa. No solamente mejoré mi francés, sino que además conocí personas extraordinarias con las cuales he entablado una amistad para toda la vida. Recomiendo vivamente Alpadia.

- Escocia

Pasé dos semanas geniales, durante las cuales pude refrescar mis conocimientos de francés. La escuela Alpadia cuenta con unos profesores realmente simpáticos y la ubicación de la misma es perfecta: en pleno centro, a pocos metros del lago. Además, durante mi estancia tuvo lugar el Festival de Jazz de Montreux. Muchos conjuntos internacionales y fiestas maravillosas… ¡un ambiente auténticamente festivalero!

- Suiza

Durante mi curso de idiomas me alojé en casa de una familia anfitriona muy simpática. El alojamiento en casa de familia es un buen método para aprender mejor el idioma. En la escuela, de la cual estoy satisfecha de veras, aprendí mucho durante el corto tiempo que duró mi curso. Nuestro profesor era también muy simpático y nos lo explicaba todo de una manera muy sencilla, lo cual hacía que ir cada día a clases fuera un placer. Me encanta Montreux, es una ciudad realmente bellísima. Allí se puede jugar al minigolf, ir al cine, al gimnasio o de compras. Montreux cuenta con su propia estación de tren, por lo que es muy fácil visitar y descubrir otros pueblos cercanos. Asimismo, también se puede participar en el programa de actividades de la escuela. Mi estancia en Montreux fue genial e inolvidable. Además, hice muchos y maravillosos amigos. ¡Recomiendo Alpadia encarecidamente a todo el mundo!

- Suiza

¡Las clases se adaptan al nivel de los estudiantes, los temas son variados y los profesores son muy jóvenes, dinámicos y motivados! Durante mis cuatro semanas de clase en Montreux, pude mejorar realmente mi nivel de francés, en la parte escrita, la escucha y mis capacidades de comunicación oral. Además, Montreux y sus alrededores me brindaron una amplia oferta de actividades en las noches. Si uno así lo desea, puede participar en las actividades que la escuela organiza.

- Suiza

Tengo 15 años y estoy en la segundaría. Cuando me gradúe, voy a formarme como asistente médica. Como mi futuro empleador es francés y, por esa razón, tiene muchos contactos en la Suiza francesa, pensé que sería útil mejorar y perfeccionar mis competencias en francés. En Alpadia, es muy fácil porque los profesores se encargan de dar unas clases prácticas y variadas. La ciudad de Montreux me encanta. Hay muchas cosas por hacer para gozarte tu programa.

- Suiza

Estoy viviendo en Suiza, entonces necesito aprender muy bien el idioma francés. Por eso decidí tomar un curso en Alpadia. Las edades de mis compañeros de clase son muy variadas, todos son muy amigables y es divertido trabajar con ellos, aunque yo sea mayor que la mayoría de ellos. Además, los profesores son muy agradables, me gustó cursar mis lecciones con diferentes profesores. Planeaban muy bien cada una de sus clases. Cada semana aprendíamos un punto de gramática principal, pero teníamos actividades diferentes con temas variados. Siento que no sólo mejoré mi gramática, sino que además ahora siento más confianza para expresarme y mejoré en general ¡En tan sólo dos semanas de estudio! Puedo decir que estoy extremadamente feliz de haber escogido Alpadia para tomar mi primer curso de francés.

- Japón

Para comenzar mi formación en la escuela de hotelería de Lucerna, necesito un nivel B1 en francés. Escogí la escuela Alpadia en Montreux gracias a una excelente asesoría en Zúrich. Pude establecer mi horario libremente en función de mis necesidades, yo misma lo organicé ¡El curso intensivo con 5 lecciones en minigrupo más aproximadamente 2 horas de estudio individual fueron perfectas para mí!

En este preciso momento, estoy en mi séptima semana de clase y mis compañeros están increíblemente motivados. El ambiente en la escuela y la relación entre profesores y estudiantes es muy agradable. Me encanta venir a la escuela y me he podido dar cuenta de los avances que he tenido en tan poco tiempo en el día a día, cuando me expreso o cuando leo la prensa. Con la ayuda de mis profesores, me puedo preparar de manera eficaz para mi examen DELF, que tendrá lugar en 4 meses y luego comenzaré mi segunda formación de administración hotelera. Recomiendo bastante a Alpadia.

- Suiza

Volver a la escuela

¿Necesitas ayuda?

Habla con nosotros Inscripción online Presupuesto online gratuito